Vuestras preguntas

Vesícula inflamada en el embarazo

PREGUNTA

Hola, tengo 5 meses de embarazo y recientemente tuve la vesícula inflamada (tengo unas piedras pequeñas) y mucho dolor que comenzaba en la espalda y después se iba hacia la boca del estómago. Algunos doctores me confunden ya que unos me han dicho que no debo comer tomates, ya que las semillas son muy malas para la vesícula y otros me dicen que sí puedo consumirlas, incluso el chile sin semilla ya que según algunos, las semillas se quedan atoradas ahí. También me prohibieron cualquier tipo de harina (fideos, pan, galletas, etc.) ¿es eso correcto? Y por último, me han recomendado (remedios caseros) tomar una cebolla licuada, segun dicen, para disolver las piedras o tomar aceite de olivo, ¿es esto recomendable o mejor ni lo intento? Además me estriño, ¿qué puedo tomar para eso? Les agradezco su atención, ya que en mi estado siento que me da mucha hambre (tambien antojos) y no logro subir de peso.

Respuesta

Dado que estás embarazada, tu vesícula va a ir soportando mayor presión cada día, por ello es previsible que tengas más cólicos en lo que te queda de embarazo. El tratamiento dietético no evita la formación de nuevos cálculos, pero sí calma el dolor y la dispepsia biliar durante las crisis. La vesícula biliar segrega enzimas que permiten la digestión de las grasas. Si la vesícula está inflamada, la solución dietética evita el trabajo de la vesícula limitando al máximo la ingesta de grasas alimentarias durante las crisis. Ciertamente subir de peso te va costar si tienes crisis frecuentes, debido a la restricción grasa. Así, tienes que estar atenta a los alimentos adecuados durante las crisis. Puedes consultar nuestro artículo de dietoterapia a la litiasis biliar.

No puedo aconsejarte que sigas ninguna de las recomendaciones a las que amablemente te has referido.

Última actualización: 14/01/2007 22:02


Ana González-Román Ferrer. Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona.