Saltar al contenido

Dietas al exceso de colesterol o triglicéridos

El exceso de colesterol en sangre así como el de triglicéridos (hiperlipidemias) son factores de riesgo cardiovasculares que unidos a otros provocan gran cantidad muertes en los países desarrollados. Conocer las causas y su prevención es tan importante como conocer el tratamiento dietético en caso de padecer una hiperlipidemia ya instaurada.

Diferencia las distintas lipoproteínas

  • Quilomicrones: corresponden con los triglicéridos alimentarios
  • VLDL ("Very Low Density Lipoproteins"): Lipoproteínas de muy baja densidad. Triglicéridos endógenos (de fabricación propia)
  • LDL ("Low Density Lipoproteins"): Lipoproteínas de baja densidad. Colesterol que puede formar ateromas
    (depósitos grasos en las arterias, su conjunto se denomina arteriosclerosis). Es el llamado colesterol malo.

  • HDL ("High Density Lipoproteins"): Lipoproteínas de alta densidad. Colesterol que se reutiliza o se excreta por la bilis. Es el llamado colesterol bueno.

¿Cuándo tenemos exceso de colesterol?

Actualmente se diagnostica hipercolesterolemia (exceso de colesterol total)con valores superiores a los siguientes:

  • Colesterolemia normal: 200-220 mg colesterol / dl ó 5.2 mmol / l
  • Colesterolemia deseable: 160 mg colesterol / dl

La hipercolesterolemia es 4 veces más frecuente en una obesidad a igualdad de edad y sexo

¿Cuándo tenemos exceso de triglicéridos?

Consideramos como valores de normalidad los siguientes:

  • Triglicéridos: 50-160 mg triglicéridos / dl en hombres
  • Triglicéridos: 45-150 mg triglicéridos / dl en mujeres

La hipertrigliceridemia en mujeres de mediana edad es más perjudicial que en los hombres.

Un 70 - 80 % de las hipertrigliceridemias están relacionadas con la obesidad.

EL aporte de ácidos grasos poliinsaturados (presentes en el pescado graso) produce una disminución de los triglicéridos.

¿Qué nos puede provocar el exceso de colesterol o de trigliceridos?

  • Valores elevados de colesterol y de LDL aumentan la arteriosclerosis y el riesgo cardiovascular. Su disminución también produce una disminución de la arteriosclerosis.
  • Valores elevados de HDL producen en cambio una disminución de la arteriosclerosis.

Los valores de colesterol en sangre hay que valorarlos con otros factores de riesgo cardiovascular : tabaquismo, hipertensión, diabetes, obesidad, hiperlipoproteinemias, vida sedentaria y el estrés. Los factores de riesgo cardiovascular no se suman sino que se multiplican. Debe valorarse además las HDL:

  • HDL en hombres de 21 a 40 años: 38-58 mg / dl
  • HDL en mujeres de 21 a 40 años: 48-72 mg / dl
Factores que aumentan las HDL: Factores que disminuyen las HDL:
Actividad física La menopausia
El consumo regular y moderado de alcohol La obesidad
La vitamina C El tabaco

Las LDL no son valores analíticos sino que se calculan matemáticamente:

Fórmula de Friedewald: Colesterol LDL = colesterol total - colesterol HLD - colesterol VLDL

Siendo a su vez colesterol VLDL = triglicéridos / 5 , si los triglicéridos tienen un valor igual o inferior a 400 mg / dl

Las consecuencias de la arteriosclerosis son frecuentemente:

  • En mujeres: accidente vascular cerebral AVC
  • En hombres: infartos

Dieta al exceso de colesterol

Disminuyendo los aportes de grasas alimentarias (lípidos) se modifican los valores de colesterol sérico.

Con una buena dieta podemos disminuir el colesterol sérico hasta un 25 ó 30%. La dieta será más o menos estricta en función del nivel de colesterol y del resto de factores de riesgo cardiovascular.

Rasgos generales en la dieta a la hipercolesterolemia esencial (tipo IIa) sea familiar o poligénica y la hipercolesterolemia mixta (tipo IIb) combinada con exceso de triglicéridos:

  1. Disminución de lípidos totales de la dieta, o sea grasas en general.
  2. Disminución de las grasas saturadas (animales).
  3. Consumo moderado de las grasas poliinsaturadas. Hacen disminuir las LDL pero también las HDL.
  4. Aumento proporcional, o sea sustitución de las grasas saturadas por grasas monoinsaturadas. Hacen disminuir las LDL y aumentan o no disminuyen las HDL.
  5. Disminución del colesterol alimentario disminuyendo el consumo de carnes rojas, carnes grasas en general y huevos.
  6. Aumentar el consumo de fibra alimentaria sobretodo de pectinas (fibra insoluble).
  7. El resto de la alimentación debe corresponder con una dieta equilibrada.
  8. Dieta de adelgazamiento en caso de necesidad. A menudo es suficiente cuando existe una obesidad pues la pérdida de peso se acompaña de una disminución del colesterol total.
  9. El planteamiento de una dieta vegetariana durante algún tiempo es una buena opción para disminuir el colesterol.
  10. El ejercicio físico es la manera más eficaz para conseguir un aumento de las HDL.
  11. El consumo regular y moderado de alcohol se asocia a un aumento de las HDL (colesterol bueno) pero el exceso produce un aumento de las VLDL y por lo tanto de las LDL (colesterol malo).
  12. EL tabaco disminuye las HDL. Deja de fumar.
  13. El estrés aumenta el colesterol. Evítalo.

Dieta al exceso de triglicéridos

En el caso del exceso de triglicéridos, la dieta es mucho más eficaz que para disminuir el colesterol.

En el caso de padecer una hipertrigliceridemia familiar tipo IV se debe:

  1. Si se es sensible a los hidratos de carbono, disminuye particularmente los de absorción rápida y de fructosa (disminución de la ingesta de fruta).
  2. Elimina totalmente el alcohol de la dieta pues en el 50 % de los casos se tiene una sensibilidad a éste.
  3. Dieta de adelgazamiento con las particularidades descritas en caso de obesidad.

Cuando llegas a un peso adecuado se normalizan los triglicéridos, y volverán a aumentar en caso de recuperar el peso excesivo.

Una vez tienes normalizados los valores analíticos de triglicéridos puedes comprobar la sensibilidad al alcohol durante un mes, si vuelven a aumentar los triglicéridos entonces deberás suprimir definitivamente el alcohol.

Si la hipertrigliceridemia familiar tipo IV no está asociada a una obesidad entonces necesitarás:

  1. Dieta con una disminución de los hidratos de carbono en general y los de absorción rápida en particular. Disminución también de la fruta.
  2. Aumento de la grasa monoinsaturada con el uso del aceite de oliva.
  3. Disminución de la carne especialmente la roja.
  4. Tomar leche descremada.
  5. Suprime el alcohol pues seguramente serás sensible a éste.
  6. Pescado graso (pescado azul), caracterizado por su elevado contenido de ácidos grasos poliinsaturados, consumido 2 ó 3 veces por semana.

Los ácidos grasos poliinsaturados:

  • son antitrombogénicos
  • son antifribrinolíticos
  • disminuyen la agregación plaquetaria
  • disminuyen las cifras de hipertensión arterial

Existen otras hiperlipidemias menos habituales:

Generalidades

  • Las gravedad de las hiperlipemias es mayor en la juventud que en la vejez.
  • Las dietas muy estrictas en la vejez pueden provocar malnutrición.
  • Los tratamientos explicados son genéricos y las particularidades de las enfermedades y de los enfermos deberán tratarse mediante dietas personalizadas.
  • Alimentos hipolipamiantes:
    • Lecitina de soja: disminuye las LDL pero también las HDL
    • Aceites de semillas
    • Las infusiones para disminuir el colesterol a menudo hacen aumentar la secreción biliar de colesterol (colesterol endógeno)
    • Las margarinas convierten los ácidos grasos cis en trans que equivalen, por su comportamiento, a los saturados, además hacen aumentar las LDL. Por lo tanto deben de eliminarse de la alimentación.
    • El ácido esteárico (saturado) no aumenta las LDL ni el colesterol pero la carne que lo contiene si contiene además colesterol y otros ácidos grasos saturados que si son perjudiciales.
Nota: Las dietas terapéuticas deben ser personales y dependen de su situación médica y de su cultura alimentaria concretas. La especificación de alimentos (menús concretos) útil para usted no sirve al próximo visitante y por ello, la información que ofrecemos es genérica.
Publicado el Categorías Dietoterapia

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.