Saltar al contenido

Bulimia, el trastorno alimentario más escondido

Los trastornos alimentarios son enfermedades de origen psicológico que se manifiestan como alteraciones patológicas del comportamiento alimentario. La anorexia y la bulimia giran alrededor de la cantidad, la ortorexia se basa en la calidad de los alimentos. Comúnmente los padecen chicas pero actualmente la presencia de estos trastornos está aumentando, en chicos, niñas y mujeres mayores.

Breve descripción de la bulimia

La bulimia es el hecho de tener episodios de comer compulsivamente y sin obtener ningún placer. Comienza con una fase de angustia que se intenta arreglar comiendo la mayor cantidad posible de alimentos "concentrados" seguida de una sensación de culpabilidad que seguramente creará una fuerte angustia.

La bulimia es también un trastorno del comportamiento alimentario, pero éste, mucho más difícil de diagnosticar que la anorexia nerviosa, pues no es un hecho evidente por un cambio de peso. O sea, no tienen porque variar de peso. El tratamiento también inicialmente (como en la anorexia), psicológico. A menudo la bulimia se alterna con la anorexia.

No debe de confundirse con ataques de hambre que a menudo son una forma de desahogarse.

¿Cómo reconocer una bulimia?

  1. Episodios recurrentes de bulimia al menos 2 veces por semana durante 3 meses o más.
  2. Sentimiento de pérdida de control durante estos episodios (se empieza a comer y no pueden parar).
  3. Episodios de auto-inducción al vómito, ingesta de laxantes y diuréticos, periodos de dieta estricta o a veces de ayuno. (El hecho de hacer una dieta muy estricta puede conducir a una bulimia).
  4. Interés excesivo y persistente por el peso y el tamaño corporal.

Otras características:

  • Consumo solitario y sin testimonios.
  • Consumo de alimentos de alto contenido calórico y fáciles de ingerir, durante las crisis. Aunque si no encuentran nada pueden llegar a comer cualquier cosa aunque esté estropeada.
  • El final de una crisis puede venir marcada por dolores abdominales o vómitos voluntarios.
  • Fluctuaciones frecuentes de peso de más de 5 Kg debido a las alternancias entre bulimia y dieta hipocalórica.

Consecuencias de la bulimia:

  • Irregularidad menstrual.
  • Trastornos de iones. A menudo falta Na+ y K+
  • Dilatación y rotura del estómago.
  • Hipertrofia paratiroidea debida a los esfuerzos que comporta el acto del vómito. También hipertrofia de las glándulas salivales.
  • Esofagitis.
  • Pneumopatía de deglución. Falsas vías.
  • Esmalte dental alterado por los ácidos del vómito.
  • Labios cortados.
  • Petequias: rotura de venillas por el esfuerzo del vómito.

Tratamiento de la bulimia

La bulimia es un trastorno psicológico que se manifiesta a través de una conducta alimentaria alterada. Es por ello que el tratamiento es psicológico. El tratamiento dietético es posterior y se basa en la reeducación para conseguir unas pautas alimentarias correctas.

Si te encuentras en esta situación busca ayuda psicológica. Es imprescindible controlar las crisis para luego continuar con un control dietético para normalizar hábitos y estabilizar el peso cuando éste sea correcto.

Publicado el Categorías Trastornos alimentarios

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *