Saltar al contenido

Focaccia

La masa de panadería aporta hidratos de carbono de absorción lenta y con ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E porque se enriquece con aceite de oliva virgen.

Perfecta para preparar degustar sola o preparar bocadillos.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 500 g harina de fuerza
  • 400 g agua
  • 25 g aceite de oliva virgen
  • 10 g sal
  • 3 g levadura fresca de panadería
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal gruesa y romero fresco
Dificultad: Media

Mezcla en un cuenco la harina, 25 g de aceite y la sal. Reserva la levadura pesada.

Añade parte del agua tibia para conseguir una masa poco pegajosa. Cuando esté incorporada vacía el cuenco en la mesada y amasa durante unos 10 minutos.

Cuando esté bien amasada, estira y haz unos huecos "pinchando" con los dedos. Añade parte del agua y sigue "pinchando" la masa con los dedos para que el agua se incorpore un poco.

A partir de aquí debes seguir amasando pero no plegando y girando la masa (como antes) sino levantándola de la mesa para golpearla de forma repetida. Cuando veas que la masa ya ha incorporado el agua, ve incorporando más.

Desmenuza la levadura fresca sobre la masa con la última cantidad de agua que añadas y amasa unos minutos más. Conseguirás una masa muy fina que hay que mover aprisa para que no se pegue.

Bolea y guarda en un recipiente engrasado y tapado durante 20 ó 24 horas en el frigorífico.

Pasado el reposo en frío verás que apenas ha aumentado su volumen. Deja que doble su volumen fuera del frigorífico.

Precalienta el horno a 250ºC

Vuelca sobre la mesa enharinada y estira suavemente para conseguir colocar la masa en un papel de horno que ocupe toda la bandeja.

Rocía con aceite generosamente y marca con los dedos para que el aceite se reparta de manera uniforme. Aromatiza con romero fresco la superficie y sal gruesa. Reposa la masa lista durante 1½ h hasta que casi doble el volumen.

Hornea a 230ºC durante 25 ó 30 minutos hasta que quede bien dorada pero no oscura ni seca.

Deja enfriar sobre una rejilla.

Disfrútala sola o rellénala a modo de bocadillo. Triunfarás.

Publicado el Categorías Panadería

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.