Saltar al contenido

Levadura de panadería (levadura biológica), masa madre

La levadura de panadería no debe confundirse con la levadura química. La primera produce una fermentación, es por lo tanto biológica y hay que mantenerla viva y darle tiempo (reposo) para que produzca su efecto, crezca y produzca burbujas. La levadura química, en cambio, no está viva (en realidad no es levadura) y produce burbujas en la masa por efecto directo del calor, es por ello que no necesita tiempo de reposo.
Las masas en el horno pueden crecer con las dos levaduras, pero en cambio, en la sartén solo crece la química puesto que la temperatura es demasiado alta para la levadura biológica (levadura de panadería).

Existen levaduras biológicas deshidratadas y en sobre. Estas son muy cómodas porque solo es necesario añadirla a la masa y dejarla reposar para que crezca. Así pues, evitas tener que preparar la masa madre.

Puedes utilizar tu propia levadura de panadería para preparar tu empanada, pan dulce o panecillos. Pero utiliza preferentemente levadura química en el bizcocho y los buñuelos.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 25 g levadura cerveza
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 500 g de harina
  • 1 tacita de leche
Tiempo: 15 minutos  
Dificultad: Muy fácil

La levadura de panadería se vende deshidratada y en sobre pero si no la encuentras fácilmente, puedes preparar masa madre con la siguiente receta:

Disuelve la levadura de cerveza en la leche tibia con el azúcar y la harina formando una pequeña masa. Déjala reposar tapada en un cuenco mediano en un lugar tibio. Crecerá haciendo burbujitas hasta doblar su volumen. Y ya tienes lista la levadura de panadería para utilizarla pero no para conservarla.

La masa madre en la heladera te dura hasta 4 días, no te preocupes si despide un aroma ácido (es normal ya que está actuando la levadura que es un organismo vivo y se alimenta de la harina). La masa madre es la que le da vigor a todas las masas que llevan levadura (solo las que llevan levadura): hace que se desarrolle aún más su tamaño, se obtienen productos más livianos y le da un sabor muy especial. La puedes usar en todas tus recetas en una proporción de un 20% de masa madre por Kg de harina. Es la que le da vigor a los panes o galletas cuando entran al horno, hace que:

  1. Desarrolle aún más su tamaño.
  2. Se obtienen productos mas livianos.
  3. Le da un sabor muy especial.
  4. Hace que salgan productos esponjosos (es cuando la miga no está apretada).
Publicado el Categorías Panadería

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.