Saltar al contenido

Sopa de calabacín

Esta deliciosa sopa de calabacín es una buena opción en una dieta de adelgazamiento pero también puede ser enriquecida para quién necesite un aporte extra de calorías.

Aporta vitaminas del grupo B, vitamina D, calcio y fósforo.

Puedes conseguir un menú equilibrado si sirves esta sopa de primer plato, unas truchas con jamón de segundo y una pieza de fruta como el postre habitualmente ideal.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 3 Calabacines
  • 1 Huevo
  • 40g queso semicurado
  • Nuez moscada
Personas: 3  
Tiempo: 30 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Aprovecha la temporada de cosecha del calabacín para preparar muy fácilmente una sopa ligera como pocas.

Lava y trocea un calabacín por persona. Cubre con agua y hiérvelo durante 20 minutos en una olla tapada. Una vez terminada la cocción, añade troceado un queso fundente (tipo emmental, gouda, tetilla gallega, etc.) y, con batidora eléctrica, tritura con todo el agua de la cocción. Casca un huevo entero y en lugar de triturar, bate esta vez con una varilla o un tenedor enérgicamente. Por último ralla nuez moscada a tu gusto y sirve frio en verano o caliente en invierno.

Si lo acompañas de unos picatostes resultará un buen contraste y un aliciente para niños reacios a la comida verde. Con picatostes duplicarás el valor calórico de la sopa.

Publicado el Categorías Primeros

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.