Saltar al contenido

Bacalao con tomate

Este plato de bacalao con tomate aporta proteínas de origen animal, vitaminas hidrosolubles, vitamina C y fibra alimentaria.

Se puede completar el menú empezando por un primer plato de crema de zanahoria y terminando con una pieza de fruta o yogur.

Foto de la receta

Ingredientes

Personas: 2  
Tiempo: 10 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para preparar un clásico y delicioso bacalao con tomate, seca muy bien los trozos de bacalao desalado con un paño limpio de cocina. Enharínalos bien y fríelos, en una sartén destapada, con los ajos y el aceite muy caliente. Cuida de no quemarte pues puede salpicar un poco. Fríe los trozos 1º por la cara interna luego por la piel. Como mucho necesitarán 2 minutos por cada lado pero puede ser mucho menos si los trozos son delgados, reserva. Retira una parte del aceite si te ha sobrado mucho (no lo tires te servirá para cualquier guiso de pescado: fideuá, garbanzos con bacalao, sopa de pescado ...), añade la salsa de tomate remueve bien, tapa y deja a fuego lento. Al cabo de 3 minutos coloca encima el bacalao sobre el lado de la piel y deja tapado durante 1 minuto más. Sírve el bacalao con tomate caliente pero al cabo de un día (en el frigorífico) no habrá desmejorado nada.

Publicado el Categorías Segundos

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *