Saltar al contenido

Berenjenas rellenas de pollo gratinadas

Las berenjenas rellenas son además de una deliciosa manera de aprovechar tanto pollo asado como berenjenas de temporada, una bonita forma de ofrecer esta verdura a los niños.

Las berenjenas aportan calcio, magnesio, potasio y ácido fólico además de antioxidantes. Con el relleno de pollo asado aportarán además proteínas de alto valor biológico.

Puedes conseguir un menú equilibrado si sirves una ensalada clásica, luego las berenjenas rellenas de pollo gratinadas siempre acompañadas de pan y "menjar blanc" como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 4 berenjenas medianas
  • 1 pechuga de pollo guisado (cualquier carne sobrada)
  • 2 cucharadas harina
  • 300 ml leche
  • 1 puñado sopera de jamón a tacos
  • Queso rallado para gratinar
  • Aceite
Personas: 4  
Tiempo: 1 hora  
Dificultad: Media

Las berenjenas rellenas son una salida fácil para el aprovechamiento de carne sobrada durante la época de cosecha de la berenjena.

Lava las berenjenas. Hornéalas enteras a 180ºC (350ºF) durante 50 ó 60 minutos. Si las horneas con unas horas de antelación las podrás vaciar sin riesgo de quemarte.

Corta las berenjenas por la mitad, a lo largo. Vacíalas con la ayuda de una cuchara cuidando de no romper la piel. Debe quedar entera como un cuenco vacío. Corta la carne de las berenjenas con un cuchillo para evitar que queden tiras largas difíciles de trabajar.

Trocea el pollo o carne sobrada que tengas con la ayuda de un cuchillo o con unas tijeras. También puede resultar útil una picadora.

Calienta una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva. Sofríe el jamón cortado a dados o picado. Añade pronto la carne troceada y menea durante por 2 minutos.

Incorpora la carne de las berenjenas troceadas, mezclando bien.

Haz un hueco en el centro, añade 2 ó 3 cucharadas de harina y tuesta bien para que luego no tenga sabor a harina cruda.

Añade la leche despacio, dándole tiempo a incorporarse bien. Añade leche hasta que sobre un poco y cocina durante unos minutos hasta que se evapore un poco y consigas la textura que te permita rellenar.

Coloca las berenjenas huecas en la fuente o bandeja de hornear. Rellena cada mitad con la masa de la cazuela.

Añade un poco de queso rallado sobre cada relleno.

Gratina en el horno durante unos 10 minutos.

Sirve caliente y buen provecho.

Publicado el Categorías Segundos

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.