Saltar al contenido

Pollo confitado

El pollo confitado es una forma fácil de conseguir un pollo de fácil digestión. Aporta proteínas de elevado valor biológico, vitaminas, minerales y fibra.

Se puede complementar con un primer plato de patatas con costra, una taza de gazpacho andaluz y yogur casero como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 1 pollo sin piel, a octavos
  • 3 cebollas
  • harina
  • 3 cucharadas de aceite
Personas: 6  
Tiempo: 15 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para preparar un pollo confitado, dora el pollo cortado a octavos en un poco de aceite dentro de la olla a presión, reserva. Pon en el fondo de la olla las cebollas cortadas a cascos, remueve, coloca encima el pollo y tapa. Caliéntalo 1º lentamente para que la cebolla suelte líquido y luego aviva el fuego para que aumente la presión. Se guisa en 10 minutos a presión. Evidentemente se puede confitar el pollo en una olla tradicional pero más lentamente.

Publicado el Categorías Segundos

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.