Artículos

Osteoporosis

La osteoporosis se caracteriza por una pérdida de tejido óseo suficiente para comprometer la integridad física, aunque no duele. El tratamiento inicial médico se basa a menudo en fórmulas farmacéuticas a veces de difícil digestión. El tratamiento dietético consiste en conseguir un aporte suficiente de calcio a través de la alimentación disminuyendo el uso de fórmulas farmacéuticas para evitar al máximo sus efectos secundarios.

1. ¿Cuándo puedes encontrarte con una osteoporosis?

La osteoporosis afecta sobretodo a la gente mayor a partir de la menopausia. Actualmente también podemos encontrar casos en trastornos como la anorexia nerviosa pues puede haber una amenorrea (desaparición de la menstruación) como en la menopausia con disminución de estrógenos.

La osteoporosis, diagnosticada con una densitometría ósea, puede ser de dos tipos:

  • tipo I: osteoporosis post-menopausia: aparecen aplastamientos vertebrales, se producen fracturas de muñeca
  • tipo II: osteoporosis senil: se fracturan los huesos largos, también aparecen fracturas de cadera y fémur.

Las causas de la osteoporosis pueden ser diversas:

  • masa ósea insuficiente
  • anomalías de los huesos
  • problemas de mineralización

La osteoporosis normalmente no va sola sino que se acompaña de sobrepeso, diabetes 2 (del adulto), hipertensión arterial y / o hipercolesterolemia

1.1. ¿Quién tiene mayor riesgo de padecer osteoporosis?

Factores de riesgo de la osteoporosis:

  • mujeres de raza blanca o asiática
  • delgadez
  • hiperparatiroidismo
  • post-menopausia
  • bajo aporte de calcio
  • tabaquismo
  • menopausia precoz
  • sedentarismo
  • consumo importante de alcohol
  • historia familia con casos de osteoporosis
  • corticoterapia
  • talla y constitución pequeña
  • tratamiento largo con anticonvulsivos

2. ¿Qué pretendes obtener con una dieta para la osteoporosis?

  • Tener en la edad adulta una masa ósea máxima
  • Evitar fracturas óseas
  • Reducir o retardar la pérdida de masa ósea ligada a la menopausia y / o envejecimiento
  • Favorecer la regeneración del hueso cuando hay una osteoporosis (el tratamiento dietético irá ligado al tratamiento médico)

2.1. Puedes prevenir la osteoporosis

La prevención de la osteoporosis es una cuestión de educación alimentaria y de vida sana:

  • Aporta calcio (Ca) siguiendo una dieta equilibrada
  • Ingiere vitamina D para que el calcio alimentario se pueda fijar en tus huesos
  • El flúor favorece la prevención. Sigue una dieta equilibrada.
  • La vitamina B12 favorece la actividad de los osteoblastos, estimulándose así la formación de masa ósea.
  • Tu ingesta de proteínas debe ser moderada pues el exceso favorece la excreción urinaria de calcio.
  • Algunos estudios sugieren que los ácidos grasos omega 3 actuan impidiendo la eliminación de calcio a través de la orina y aumentando su absorción.
  • Aunque sin resultados determinantes, numerosos estudios señalan que las isoflavonas reducen la pérdida de masa ósea en las mujeres postmenopáusicas.
  • Evita el exceso de alcohol pues éste frena la formación de osteoblastos (masa ósea).
  • El abuso en el consumo de cafeína y sodio (presente en la sal común) favorecen la excreción de calcio, evítalo.
  • Ejercicio físico. Realiza ejercicio físico al aire libre y aumentarás la activación de la vitamina D
  • Evita el tabaco

2.2. Tratamiento dietético cuando ya está instaurada la osteoporosis

Si no ha habido una prevención suficiente de la osteoporosis o ha aparecido por diversos factores entonces deberás intentar que continue aumentando la osteoporosis con una dieta adecuada.

  1. Calcio: ingesta entre 1000 y 1500 mg calcio / día que equivalen a 5 a 7 raciones de productos lácteos / día
    • Evita el abuso de fitatos provenientes de la fibra alimentaria insoluble (por ejemplo el salvado) pues interfiere en su absorción. Si necesitas tomar salvado para evitar el estreñimiento entonces lo puedes tomar con agua caliente en vez de con leche.
  2. Suplementos de vitamina D: suplementación en forma medicamentosa (por prescripción médica)
  3. Flúor: suplementación en forma medicamentosa (por prescripción médica)

2.2.1. Fuentes de calcio alimentario

Fuentes de calcio con diferente biodisponibilidad para la prevención o tratamiento de la osteoporosis.

  • La principal fuente de calcio es la leche (de cualquier origen) y sus derivados lácteos de manera que el queso curado es el alimento que más calcio contiene debido a que se encuentra concentrado por la pérdida de suero ocurrida durante la fermentación (curación).
  • Las leches fermentadas como el yogur y el kéfir, por su composición, proporcionan un mayor aprovechamiento del calcio que la leche.
  • Los pescados en conserva con espinas (como las sardinas) son también una buena fuente de calcio, aunque hay que tener en cuenta el aporte energético que proporciona el aceite de la conserva.
  • Los frutos secos grasos son buena fuenta de calcio aunque hay que controlar su aporte energético pues es muy elevado.
  • Las fuentes vegetales de calcio deben de considerar-se como la última opción pues el calcio que proporcionan (Ca 3+) son escasamente aprovechables por el organismo.

Nota: Las dietas terapéuticas deben ser personales y dependen de su situación médica y de su cultura alimentaria concretas. La especificación de alimentos (menús concretos) útil para usted no sirve al próximo visitante y por ello, la información que ofrecemos es genérica.

Última actualización: 06/10/2009 21:54


Ana González-Román Ferrer. Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona.

Puntua esta página:

enviar »
  Añadir comentario

2 comentarios

Últimos comentarios

29/09/2011 20:46 America Flores

Articulo muy interesante y bastante completo, he estado muy interesada en esta patologia, ya que de acuerdo a DENSITOMETRIA, tengo tendencia a la Osteosporosis. Gracias

06/04/2011 19:51 DORIS

BUENO

Añade tu comentario


enviar »