Saltar al contenido

Vitamina C. No solo sirve para curar los resfriados

El escorbuto, fruto de la carencia de vitamina C se consideraba una enfermedad propia de los marineros. Conociendo a los marineros vikingos, que no padecían el sangrado de encías, se fueron introduciendo alimentos en los barcos tales como cebollas crudas, col cruda fermentada o limones dulces.

Las vitaminas son 13 compuestos orgánicos necesarios para regular el metabolismo humano, tienen funciones bien determinadas. No nos proporcionan energía, tienen una función reguladora. Se necesitan para evitar tener alguna enfermedad carencial, una vez cubierta esta necesidad, no está demostrada ninguna otra eficacia (excepto dosis muy elevadas utilizadas médicamente. O sea, no nos sirve para ser más listos, ver mejor, ni para ser más fuertes. A cada vitamina (a su carencia) le corresponde un trastorno o una enfermedad.

Nutricionalmente

La carencia de vitamina C produce escorbuto (las reservas de vitamina C apenas duran una semana), con los siguientes signos y síntomas:

  • Debilidad
  • Astenia
  • Fallos en el sistema inmunológico
  • Esta vitamina es imprescindible para la síntesis del colágeno por lo que, ante su carencia, se producen hemorragias.

Aspectos químicos interesantes de la vitamina C ...

La vitamina C corresponde a ácido ascórbico.

  • Ácido ascórbico es la forma reducida de la vitamina C, el ácido dehidroascórbico es la forma oxidada, también tiene actividad vitamínica.
  • La vitamina C es la más lábil. El ácido ascórbico es muy inestable
  • Es exclusiva de alimentos de origen vegetal, termosensible, sensible a la oxidación y sensible a la luz. Por lo tanto tiene aplicaciones como antioxidante. Se suele utilizar como indicadora de durabilidad de los alimentos e indicadora del daño producido por un tratamiento tecnológico.
  • Químicamente es muy similar a los monosacáridos
  • El ácido ascórbico interviene directamente (no solo como coenzima) en muchos procesos por lo que es "más" que una vitamina.
  • El ácido ascórbico es una vitamina (imprescindible) para pocas especies: humanos, conejos de indias y algunos simios. El elefante y la tortuga sintetizan vitamina C en enormes cantidades. Esto último, genera una teoría que relaciona esta sustancia con la larga vida.
  • La lisina se transforma en hidrolisina con la participación de ácido ascórbico. La prolina por su parte se transforma en hidroprolina. Ambas sustancias forman el colágeno (que evita las hemorragias del escorbuto).
  • También interviene en la biosíntesis de las catecolaminas (neurotransmisores) por procesos de hidroxilación.
  • Interviene en la síntesis de la carnitina (para aprovechar la energía de la oxidación de los ácidos grasos).
  • Participa en la metabolización de sustancias que pueden ser tóxicas
  • La vitamina C facilita la absorción del hierro
  • Por su carácter reductor, en los alimentos y en el estómago, impide que se formen nitrosaminas (cancerígenas)

Aspectos farmacológicos

En dosis altas, actúa como antiasténico (contra la debilidad...) con un efecto tonificante, también actúa positivamente contra agentes infecciosos

Ingesta recomendada de vitamina C

  • 80 mg ácido ascórbico / día
  • Se buscan otras acciones al ingerir cantidades mucho más elevadas. Se habla de 10-15 g / día para conseguir el efecto antioxidante

Signos de carencia de vitamina C:

  • Astenia
  • Debilidad
  • Anemia (cuando la concentración de vitamina C en sangre es inferior a 20 µmoles / l)

El exceso de vitamina C favorece la aparición de cálculos urinarios

Fuentes de vitamina C

  • Rosal silvestre: escaramujo, gavarra
  • Grosella
  • Kiwi
  • Frutas ácidas: cítricos. Contienen grandes cantidades de vitamina C
  • Col, coliflor
  • Pimientos
  • Las carnes y derivados lácteos contienen muy poca cantidad
Publicado el Categorías Dietética

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *