Saltar al contenido

Vitamina K, antihemorrágica

La vitamina K es también llamada vitamina antihemorrágica. Aparece en la fracción grasa de los alimentos e interviene en la coagulación de la sangre. Es, como todas las vitaminas, imprescindible.

Características generales de la vitamina K

La vitamina K es de naturaleza quinona, tiene 3 formas K1, K2, K3 con prácticamente la misma actividad vitamínica y químicamente son naftoquinonas:

  • De origen vegetal: filoquinona K1 o fitomenadiona

    Fundamentalmente saturada con una cadena de longitud determinada.

  • De origen animal: menaquinonas K2 (presente en las bacterias intestinales aunque no es conocida su síntesis y biodisponibilidad)

    Es de longitud variable (20-60 C) con una cadena lateral bastante insaturada.

  • Vitamina K3 menadiona

    Es la que utiliza como vitamina sintética porque es la más sencilla

Participación en el organismo

La vitamina K reacciona con facilidad con Ca2+ que interviene en la coagulación de la sangre y por ello participa tanto en hemorrágias internas como externas. (Existen raticidas con vitamina K que provocan hemorrágias internas)

Existen escasas reservas de vitamina K en el organismo.

El exceso de vitamina K disminuirá el efecto de los anticoagulantes orales.

También interviene en procesos como en el del metabolismo del Ca. Interviene en los factores anticoagulantes VII, IX, X y protrombina.

Estabilidad

La vitamina K es:

  • Inestable al aumento de la temperatura (termosensible)
  • Sensible a la luz (fotosensible)
  • Sensible a la presencia de O2 (oxidable)

Ingesta recomendada de vitamina K

Se recomiendan 100 µg / día aunque no suele haber carencias.

Fuentes de vitamina K

La vitamina K se puede encontrar en diferentes concentraciones:

  • Alimentos con más de 150 µg / 100 g: verduras como la col, coliflor, espinacas, perejil, brócoli...
  • Alimentos con 50-150 µg / 100 g: hígado, carnes; patatas, zanahorias...
  • Alimentos con menos de 50 µg / 100 g: leche y derivados; carne magra, huevos; verduras; fruta; cereales (destaca la avena entre el resto de cereales por su elevado contenido).
Publicado el Categorías Dietética

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.