Saltar al contenido

Cómo pelar un huevo duro

El huevo cocido aporta proteínas de elevado valor biológico, vitamina A, vitamina D, vitamina E y B12 como vitaminas destacables y calcio, hierro y fósforo entre otros minerales.

Los huevos cocidos se utilizan en multitud de preparaciones: garbanzos con bacalao, ensaladilla rusa, huevos rellenos, empanadas y empanadillas...

Foto de la receta

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de café de sal
  • agua
Personas: 1  
Tiempo: 15 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para poder pelar un huevo duro lo único que necesitas es deshidratarlo interiormente para liberarlo de la cáscara.

Lava bajo el grifo 4 huevos, colócalos en el fondo de un cazo, añádeles media cucharadita de sal y cúbrelos con agua. Hiérvelos durante 10 minutos.

Para pelarlos perfectamente enteros déjalos caer encima de la mesa desde una altura de 10cm, 4 ó 5 veces, hasta que el sonido cambie. Estira la cáscara suavemente con los dedos hasta que se desprenda toda.

Nunca los dejes reposar en agua fría sin sal pues se rehidratarían y no podrías pelarlos.

Esto es así debido al fenómeno de ósmosis que se produce a través de la membrana semipermeable del huevo y por la que pueden salir moléculas de agua pero no otras más grandes como las proteínas. La diferencia de concentración exterior e interior se va compensando a través de la fuga de agua del interior hacia el medio más salado que lo contiene. Así, la ligera deshidratación del huevo disminuye su volumen interior, por lo que se separa de la cáscara y se puede pelar fácilmente.

Un truco antiguo para pelarlos era el de utilizar huevos poco frescos pues ya están deshidratados pero es una medida poco higiénica. No lo pruebes.

No debes hervir nunca un huevo más de 20 minutos pues se descomponen sus proteínas liberando azufre, que aporta un color verdoso al exterior de la yema y es (ligeramente) tóxico.

Si hierves un huevo dentro de un guiso con verduras no hace falta que añadas sal pues los minerales del propio guiso cumplirán la misma función que la sal deshidratando el huevo.

Publicado el Categorías Básicas

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.