Saltar al contenido

Alcachofa rebozada

Como verdura muy rica en fibra, este plato de alcachofas rebozadas, aporta además vitaminas y minerales. Se enriquece el plato con proteínas de origen animal, hidratos de carbono de absorción lenta, vitamina A y hierro.

Las alcachofas rebozadas pueden servirte de guarnición para unos libritos de queso y completar un menú con primer plato de judías con coliflor salteada y un postre de fruta fresca.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 1 alcachofa grande
  • harina
  • huevo
  • aceite para freír
Personas: 1  
Tiempo: 20 minutos  
Dificultad: Fácil

Para preparar alcahofas rebozadas, limpia bien la alcachofa dejando solamente la parte más tierna. Córtala a gajos de 1½ cm y cuécelos en la vaporera de la olla a presión, durante 10 minutos, con una rueda de limón en el agua para que no se oxiden y oscurezcan. Una vez frías, enharínalos bien, pásalaos luego por huevo batido y fríelos en abundante aceite caliente 1 ó 2 minutos por cada lado. Buenísimas.

Publicado el Categorías Guarniciones

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.