Saltar al contenido

Castañas asadas que se pelan facilmente

La castaña es un fruto seco pero mucho menos graso. Por ello, es el fruto seco menos calórico. Rico en hidratos de carbono de absorción lenta, aporta también proteínas, vitamina C, potasio y cobre.

Aunque no es dulce, como lo son habitualmente los postres, las castañas asadas se suelen comer al final de las comidas festivas otoñales o como merienda en las tardes ya frescas. Acompañadas de un vino dulce o incluso un moscatel resultan deliciosas.

Como comida tan festiva como equilibrada, sugerimos prepares una empañada de atún como plato único, una ensalada clásica y 5 ó 6 castañas acompañadas con moscatel como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 1 Kg de castañas
Tiempo: 35 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Las castañas, boniatos asados y los panellets, son los postres otoñales como el pan dulce, los turrones y mantecados son los invernales.

Esta es una sencilla receta para que cualquier persona o familia que quiera consumir unas pocas castañas, pueda disfrutar de estos frutos otoñales sin necesidad de recurrir a una barbacoa. Rápida, muy fácil y sin riesgos.

Precalienta el horno a 200ºC mientras haces un corte a cada castaña para que no estallen en el horno. Es una incisión que debes practicar del tamaño de una pequeña uña, lateralmente como si fueras a pelar una patata. El corte debe atravesar la piel exterior y la interior, pero apenas rozar el fruto. Procura no arrancar la piel, solo un pequeño corte para que no se hinche y estalle. Colócalas en la bandeja de horno sin apilar y hornéalas durante ½ hora. Comprueba que estén hechas agarrando una con un guante de horno, si cede a la presión de la mano significa que ya están listas. Cuidado con probarla, evidentemente, quema.

La manera de conseguir pelar las castañas es pelándolas en caliente. Para conservarlas calientes unas pocas horas colócalas en cucuruchos de papel de periódico. Pero cuando inevitablemente se han enfriado y ya hay muchas que no se pelan, entonces ponlas en el microondas, calcula 4 ó 5 segundos por castaña. Calienta solo las que vayas a consumir para evitar que se vayan secando un poco cada vez. Guarda las que no consumas en una bolsa de plástico para evitar que se sequen demasiado.

Existen otras maneras de comer castañas: sopa de castañas como primer plato muy nutritivo, castañas con leche (al estilo del arroz con leche), etc.

Publicado el Categorías Postres

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.