Saltar al contenido

Hummus de garbanzos

Plato de hidratos de carbono de absorción lenta que nos aporta gran cantidad de fibra soluble muy recomendada para prevenir las enfermedades cardiovasculares. El aceite de oliva además aportará, al hummus de garbanzos, ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E (de gran poder antioxidante).

Puedes completar la comida con huevos con jamón, ensalada de tomate y yogur casero como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 150 g de garbanzos remojados la noche anterior
  • 2 cucharadas de tahini
  • ½ limón
  • 1 diente de ajo
Personas: 2  
Tiempo: 30 minutos  
Dificultad: Muy fácil

El hummus de garbanzos es un sofisticado nombre para un plato tan simple como agradable al paladar a cualquier edad o cuando existen problemas de masticación.

Hierve los garbanzos, remojados y cubiertos por 1 dedo de agua, en la olla a presión durante ½ hora. Luego reserva una parte del agua de cocción para poder triturar muy finamente con una batidora eléctrica. Añade el agua de cocción nuevamente, el zumo de medio limón, 1 diente de ajo y 2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo tostado). Sirve el hummus de garbanzos frío con aceite de oliva virgen AOVE y una pizca de sal.

Este puré, se puede variar aromatizándolo con AOVE o suavizarlo con un yogur natural. También puedes sofreír lentamente unos ajos y apagar el fuego cuando incorpores, por ejemplo, pimentón picante; lo viertes todo sobre los garbanzos y trituras. Los purés permiten infinidad de variaciones para adaptarlos a tus gustos y costumbres culinarias.

Publicado el Categorías Primeros

Acerca de Ana González-Román Ferrer

Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. Postgrado en fitoterapia: plantas medicinales y salud por la Universidad de Barcelona.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.